Diagnóstico de las varices

Para poder tratar las varices es imprescindible  hacer un buen diagnóstico. Para ello es necesario  una prueba Eco-Doppler que combina imagen (ecografia) y doppler (medición de flujos sanguíneos).

Estudiamos los sistemas superficiales y profundos, el funcionamiento  valvular, la dirección y velocidad de los flujos venosos.  Descartamos trombos. Así  detectamos las fuentes del mal retorno (puntos de fuga) y todas las venas afectadas.

Nos permite hacer un mapa venoso que es la base para un eficaz tratamiento.

Tratamiento de  las varices. 

Las teleangiectasias  y  las venas reticulares se eliminan con escleroterapia. Hay que asegurarse que la insuficiencia venosa (puntos de fuga) esta resuelta porque sino pueden reaparecer en otro sitio.

Con una aguja fina se inyecta un medicamento que esclerosa (seca)  estas varices anti-estéticas. La concentración y dosis del medicamento se ajustan al diámetro y la piel del paciente.

Para las varices grandes en ningún caso es necesario recurrir a la cirugía 

La esclerosis eco-guiado con microespuma es la técnica de primera elección para las varices de mayor tamaño.

Es imprescindible el estudio previo con  Eco-doppler y construir el mapa venoso conociendo exactamente los puntos de fuga y  todas las venas patológicas.

En la primera sesión se eliminan los puntos de fuga. Con una aguja muy fina y bajo control ecográfico inyectamos el medicamento en forma de espuma para esclerosar (secar) estas fuentes de reflujo de las varices. En sesiones posteriores  eliminaremos las varices de cada vez menor tamaño hasta llegar al los antiestéticos capilares . Normalmente se necesitan de 1-5 sesiones por pierna.

Este tratamiento se realiza en la consulta, es prácticamente indoloro y compatible con una vida normal después del tratamiento. Es necesario llevar una media de compresión  día y noche durante unos días.

¿Porque se habla de tratamientos diferentes?

La clásica cirugía de varices (“stripping”) tendría que ser obsoleta. Es una técnica demasiado agresiva. La esclerosis eco-guiado con microespuma  tiene resultados médicos y estéticos  superiores a corto y largo plazo.

El Laser y radiofrequencia endovenoso  son técnicas validas  con resultados tambien superiores a la cirugía  pero  igualmente  necesitan quirófano y anestesia epidural. Solo se aplican para las varices más grandes (safenas).

Hay mucha investigación en este terreno y hay técnicas que pueden prometer en el futuro como el sistema Venaseal (pegamento que se inyecta para eliminar varices grandes) que tampoco requiere quirófano.